Hey, me llamo Maria (algunos me conocen como Miri, mi nombre en hebreo), en el 2017 hice alía a los 20 y un año más tarde entre al ejército como soldado solitario. (El concepto “soldado solitario” es aquel que no tiene familia de primer grado, madre o padre, en el pais o no tiene relación alguna con ellos)
A penas entre sabía que quería hacer algo importante, algo que realmente me deje algo. Así que al terminar la tironut (instrucción básica), entre a la unidad de cooperación internacional y empecé el curso de diplomacia militar.
Quién podría decir que, a pesar de haber vivido la mayoría de esos dos años en la base, pude realmente tener contacto directo con soldados de la ONU, ser parte de la operación Escudo del Norte, ayudar un poco para dar legitimación internacional a todo acto de Israel para defender al país.
A pesar de que no fue algo fácil, me tocó vivirlo con gente increíble que me la llevó para siempre.
Hace un poco más de un mes que terminé mi servicio y puedo decir que no me equivoque al tomar esta decisión.